Empleo femenino puede ayudar a recuperar economía latina

Empleo femenino puede ayudar a recuperar economía latina

La recuperación del empleo femenino será determinante para la economía de Latinoamérica, según asegura el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El PBI de la región tiene potencial para crecer hasta 22% si logra cerrar las brechas de género laborales tras el desplome del empleo ocurrido en el 2020.

En este último año la tasa de participación laboral femenina, que cuenta tanto a quienes trabajan como a quienes buscan empleo, cayera , hasta el 46.4%.

«Si se incrementara ahora el empleo femenino con mayor calidad, el tamaño de la economía latinoamericana podría aumentar hasta un 22 %.

Esto, respecto a las tasas actuales en la región, sería el equivalente a 15 años de crecimiento», dijo Marcelo Cabrol, gerente del Sector Social del BID.

Ese 22 % sería equivalente a la producción económica de Argentina, Colombia y Perú juntos.

¿Qué tan afectado se vio el empleo femenino?

La caída de 8% de la economía latinoamericana provocó un retroceso de más de una década en los niveles de empleo femenino en la región.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), unos 13 millones de latinoamericanas vieron desaparecer sus puestos de trabajo en el último año.

Alrededor del 57% de las mujeres en América Latina se encontraban ocupadas en los sectores más afectados por los cierres y confinamientos.

Con la pandemia se generó un traslado al teletrabajo y el cierre de espacios de cuidado, lo que empeoró la inequidad hasta un 40 % la responsabilidad de las mujeres en las tareas diarias.

«La pandemia, por un lado, puso en evidencia la importancia vital de estas tareas.

Por otro, agudizó aún más las tensiones en materia de conciliación entre el trabajo para el mercado y las responsabilidades familiares»

Comentó la especialista regional en economía laboral de la OIT, Roxana Maurizio, a la agencia EFE.

Ante esta situación la OIT, la Cepal y el BID insisten en que es necesario establecer medidas para apoyar a las empresas y fomentar el emprendimiento femenino.

Fuente: La Nación y Cesla

Añadir un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados